Frecuencias de los canales de TV

La televisión hasta tiempos recientes, principios del siglo XXI, fue analógica totalmente y su modo de llegar a los televidentes era mediante el aire con ondas de radio en las bandas de VHF y UHF. Pronto salieron las redes de cable que distribuían canales por las ciudades. Esta distribución también se realizaba con señal analógica; las redes de cable debían tener una banda asignada, más que nada para poder realizar la sintonía de los canales que llegan por el aire junto con los que llegan por cable.

 

Su desarrollo depende de la legislación de cada país, mientras que en algunos de ellos se desarrollaron rápidamente, como en Inglaterra y Estados Unidos, mientras que en otros como todavía no han tenido casi importancia, hasta que a finales del siglo XX la legislación permitió su instalación.

 

En el paso a televisión digital (TDT), la gama de frecuencias por donde antes venía un canal de televisión ahora es capaz de transmitir varios. Esto ya que dentro del número de canal correspondiente a cada frecuencia se transmiten ahora varios "canales" de televisión, es decir, varias "emisoras". Es posible que en próximos años las antiguas bandas de televisión sean asignadas parcial o totalmente a otros servicios. Las denominaciones basadas en número de canal utilizadas hasta ahora dejarán de tener sentido.