Misiones relacionadas con las sondas espaciales

Misión Espacial Voyager I y Voyager II

 

La sondas espaciales Voyager I y Voyager II se lanzaron desde el Cabo Cañaveral en el año 1977, en dirección a Júpiter.

 

Esta misiones han sido uno de los mayores éxitos de la NASA y fueron diseñadas con el fin de sacar ventaja de una extraña disposición geométrica, que ocurre cada 175 años entre los planetas de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, lo cual daba a la sondas espaciales la posibilidad de pasar cerca de un planeta, observarlo, y aprovechando su "ayuda gravitacional" seguir el viaje hasta el siguiente.

 

Esta sonda logró obtener sus primeras fotografías de Júpiter en enero de 1979 y alcanzó su máxima proximidad en marzo del mismo año. Voyager I descubrió un delgado anillo en torno a Júpiter y salió proyectado en dirección perpendicular al plano del sistema solar, terminando su travesía. En cambio Voyager II se acercó a la luna de Júpiter, Io, comprobando la existencia de actividad volcánica fuera de la Tierra.

 

Luego continuó su recorrido pasando por Saturno en 1981, descubriendo estructuras complejas en el sistema de anillos (más de 1000), del planeta y consiguiendo datos de su atmósfera de Saturno y de Titán, una de sus lunas. Su viaje continuo para enviar las primeras imágenes de Urano en 1986, y enseguida continuo viaje para alcanzar a Neptuno en 1989. En 1990, obtuvo imágenes del sistema solar exterior. En la actualidad se encuentra próxima a alcanzar el límite de la zona de influencia del Sol (Helio pausa). Luego de cruzar esta zona, habrá salido del sistema solar para continuar viaje hacia el espacio exterior.

 

Esta misión llevó consigo en su viaje una placa de oro, con dos discos que contenían sonidos de la Tierra, y mensajes de saludos en distintos idiomas. ¿Lo encontrarán algún día en algún lugar lejano de nuestra galaxia?.