La posición de las manos

El siguiente paso, tras haber leído las tres claves de la mecanografía, es aprender a colocar las manos y dedos en el teclado.

Observa atentamente la siguiente figura para entender cómo y dónde deben descansar tus manos y dedos en el teclado:

 

Dedo Mano Izquierda Mano Derecha
Pulgar Estos dedos descansan en la barra espaciadora
Índice Descansa sobre la tecla F Descansa sobre la tecla J
Corazón Descansa sobre la tecla D Descansa sobre la tecla K
Anular Descansa sobre la tecla S Descansa sobre la tecla L
Meñique Descansa sobre la tecla A Descansa sobre la tecla Ñ

Usando esta técnica se minimiza la distancia entre tus dedos y cada una de las teclas, así que, con un mínimo esfuerzo y práctica, serás capaz de escribir realmente rápido.

Esta técnica ha sido estandarizada y utilizada durante largo, largo tiempo. Es la misma técnica que le enseñan a cualquier persona hoy día, incluso si vas a una academia privada.

Existe un truco para saber si tus dedos están bien colocados sin siquiera mirar el teclado. ¿Te has fijado en que las teclas F y J tienen unas pequeñas marcas? Coloca tus dedos índice encima de estas teclas, ¿notas las marcas?

La fila donde tus dedos deben descansar se conoce con el nombre de fila guía.

Un consejo para las siguientes lecciones:

Después de pulsar cada tecla, deja que tus dedos descansen sobre la fila guía.

Eso te ayudará a dejar de mirar el teclado.

¡Muy bien! Pues ya está, ya sabes toda la teoría que hace falta para continuar la lección. ¡Ánimo!